¿Por qué debes cuidar tu cuerpo? Seguro que ya te cuidas la piel de tu rostro. Entonces, ¿por qué no hacer lo mismo con tu cuerpo?

Últimamente cuando hablo con personas de cierta edad tiendo a fijarme en los brazos y el escote y veo con mucha frecuencia que el estado de estas zonas no acompañan al estado del rostro, delatando una falta de cuidados a lo largo de la vida de estas zonas del cuerpo.

Nos centramos tanto en el cuidado del rostro y en las arrugas que muchas veces nos olvidamos de que cuidar la piel de tu cuerpo es fundamental. 

¿Cómo cuidar la piel de tu cuerpo?

Es importante cuidar la piel de tu cuerpo a diario. Y para ello, debes evitar todos los cosméticos químicos que contengan sustancias irritantes (perfumes, alcohol, conservantes, colorantes, etc.).

1. UNA RUTINA DE CUIDADO DEL CUERPO ADAPTADA

La base de una buena rutina de cuidados para tu cuerpo pasa por:

  • LIMPIEZA
  • EXFOLIACIÓN
  • HIDRATACIÓN
  • PROTECCIÓN SOLAR

LIMPIA A FONDO TU PIEL TODOS LOS DÍAS

El primer paso en tu rutina de cuidado de la piel, y no menos importante, es limpiar su piel. Es esencial para:

  • Elimina las impurezas de tu piel (polvo, polución, etc.)
  • Evitar el olor corporal y la inflamación.
  • Mantener la piel suave y flexible
  • Relajarte y refrrscarte

 

Eso sí, para limpiar tu piel, usa un limpiador suave sin jabones con surfactantes agresivos para la piel y su microbioma.

Y para lavarte, opta por una ducha en lugar de un baño. Además, prefiere el agua tibia al agua caliente que tiende a resecar la piel.

Una vez que hayas terminado de ducharse, para secarse, da golpecitos con una toalla limpia en lugar de frotar.

EXFOLIA TU PIEL REGULARMENTE

La exfoliación corporal es un gesto importante para limpiar profundamente tu piel y darle un efecto de piel nueva.

  • Exfoliar tu cuerpo también te permitirá:
  • Suavizar tu piel
  • Acelerar la renovación celular de la piel
  • Eliminar células muertas
  • Luchar contra la piel de naranja ligada a la celulitis

Puedes exfoliar tu cuerpo con exfoliantes químicos o mecánicos. Los exfoliantes químicos son aún más suaves, porque no contienen granos.

Puedes realizar tu exfoliación cada 2 semanas o cada semana dependiendo de tu piel.

RECUERDA SIEMPRE HIDRATAR TU PIEL

Hidratar tu piel es sin duda el paso más importante en tu rutina de cuidado de la piel del cuerpo. Durante el día, tu piel pierde su hidratación. Por lo tanto, es esencial compensar esta pérdida.

Para ello, debes hidratar tu piel al menos una vez al día. Esto permitirá:

  • Restaurar y mantener la barrera de tu piel
  • Aportar comodidad y flexibilidad a tu piel.
  • Aportar lípidos y agua a tu piel

 

Lo ideal es aplicar una crema hidratante directamente después de la ducha. Puedes aplicar una crema, emulsión o aceite dependiendo de tu piel.

Incluso puedes hidratar tu cuerpo en la ducha con tratamientos específicos. Por ejemplo, una leche o crema limpiadora con activos hidratantes nutrirá tu piel.

Dependiendo de la temporada, también es importante adaptar tu frecuencia de hidratación y el tipo de cuidado que utilizas.

No dejes de visitar nuestra sección de cuidado de la piel del cuerpo!

Productos relacionados

Argentum

ARgENTUM - La Lotion Infinie - Emulsión corporal

148,00 €
(0/5)
    Codage

    CODAGE Emulsión Cuerpo Hidratación Intensa

    65,00 €
    (0/5)
      Natalie's

      NATALIE'S - HYDRATION BODY GEL - Gel hidratación corporal

      79,00 €
      (0/5)
        Pestle & Mortar

        PESTLE & MORTAR - NIMBU BODY SCRUB - Exfoliante corporal Nimbu

        34,00 €
        (0/5)
          Rivoli Genève

          RIVOLI GENÈVE - Le Corps

          125,00 €
          (0/5)